Entradas populares

Follow by Email

Buscar este blog

Páginas vistas en total

miércoles, 11 de mayo de 2011

El mensaje y sentido de la literatura de Alicia Jurado



El mensaje y sentido de la Literatura de Alicia Jurado.

Por Guillermo R. Gagliardi.


Ejemplo y garantía de pensamiento libre, independiente y responsable. Ciencias y Humanidades compendiaron el talento superior de Alicia Jurado, 1922-2011: la conferencia, la novela, el ensayo (memoria, biografía, viajes…), la traducción, la poesía.

Debo mucho intelectualmente a la eximia escritora argentina: Aldous Huxley, Sarmiento, Hudson, Borges, Leonor Acevedo.…El paisaje de Inglaterra, la poesía británica, el pensamiento liberal, la civilización actual, los fundamentos científicos de la agresión humana, etc.

Uno de sus últimos libros, “Revisión del Pasado”(2001) me ha llevado especialmente a estas reflexiones y a este rescate merecido, necesario, indispensable.

Escritura, la juradiana, reconfortante en lo espiritual. Sabia, segura y seria en sus criterios, en lo ético y lo estético. Haz de incitaciones.

Su escrito sobre el “cultivo de nuestro jardín”, de la obra citada, es modélico. Nos enseña a cultivar el “Jardín Interior”: afinarlo, construirlo, edificarlo. Como prevención de tempestades privadas y públicas. Refugio, ejemplos de la Felicidad en nuestra estadía terrena.

Su mandamiento: combatir la fealdad con la belleza, el ruido grosero con el silencio celestial de Juan Sebastián Bach o Mozart. “..antídoto, un contraveneno estético”.

Siempre realista: “no es éste el mejor de los mundos”. Solía acostumbrarnos la Jurado, en sus brillantes estudios y celebradas notas de periodismo cultural, a su vigoroso criterio práctico, neto y firme.

Tratamos bajo la égida de su consejo proverbial, a elaborar “aquel jardín interior”, “que constituye el refugio en las calamidades, la fuerza necesaria para sobrellevar la desconsoladora realidad que nos envuelve o nos acecha”.

Piensa que “Si el mundo nos es adverso, no debemos olvidar que de nosotros depende lo que podemos salvar del naufragio”.

“En nuestro propio espíritu, se encuentran las defensas, si ya las hemos construido”, advierte.

El mensaje magisterial de su gran literatura: “Volcarnos hacia el interior, hacia la fuente del sosiego y de las únicas formas imperecederas de la Dicha”.

No hay comentarios: